Mensaje de la fundadora

Un mensaje de la fundadora de Book Harvest, Ginger Young

DSC07283

Me encanta darle una ojeada de la historia de Book Harvest.

El primer capítulo de nuestra historia se abre en 2011 al fondo de mi entrada de gravilla, en un garaje abarrotado, polvoriento, y lleno de libros donados. El reparto empezó en la forma de un grupo pequeño de soñadores estrafalarios. A finales del primer capítulo, sin embargo, la historia de Book Harvest había ganado un ímpetu que no podía ni empezar a imaginar – con una oficina alegre pululante de actividad, con cientos de voluntarios y docenas de colaboradores de distribución, con una comunidad tan preocupada con darles a los niños todas las herramientas que necesitan para tener éxito que nos había encomendado más de 600,000 libros donados – y siguen sumándose.

Éstas son algunas de las estrellas en nuestra historia:

La niña refugiada que llegó hace un año con una sola maleta. Aunque no hay nada más en su cuarto, ese cuarto es un refugio de riquezas, con montones de libros en el suelo al lado de su futón. 

El hermano y la hermana que se deleitan en jugar a la escuela juntos cada vez que escogen nuevos libros de Book Harvest para llevar a casa para siempre. Ponen una ficha en la cubierta de cada libro y la firman para sacar el libro de la maestra mamá antes de leerlo. 

La madre que lee Buenas Noches, Luna diligentemente a su bebé de ocho semanas porque quiere que él tenga mayor posibilidad de terminar su educación de la que tuvo ella. 

Yo fundé Book Harvest con el sueño sencillo de que cada niño en nuestra comunidad crecería en la presencia de libros, y en abundancia. A mí me encantaba leer cuando era niña, y quería que todos los niños tuvieran esa alegría.

Pero ese motivo sencillo, arraigado en la alegría, existe al lado de otro motivo:

Los niños que crecen en la presencia de libros tienen más éxito en la escuela que los niños que no tienen libros. 

Los beneficios de una casa rica en libros empiezan a acumularse al nacer. Si esperamos hasta que un niño llegue a la escuela, hemos tardado demasiado. Las consecuencias de criar a un niño en una casa sin libros son directas, severas, y para toda la vida. Y hay muchos niños entre nosotros que no tienen libros.

Pero hay buenas noticias: éste es un problema que podemos reparar. Y eso es lo que Book Harvest está haciendo. Lo estamos reparando con determinación e intencionalidad, construyendo un canal de libros que empieza al nacer y, cuando realizamos nuestros grandes sueños, continuará hasta los diez años y aún más allá.

Si usted fue parte de nuestro primer capítulo, ¡gracias! Y si cree en nuestro sueño de libros para todos los niños, ayúdenos a seguir escribiendo la historia de Book Harvest. ¡Lo necesitamos!

Donar libros.

Ser voluntario.

Organizar una campaña de libros.

Donar dinero.

Síganos en FacebookTwitter.

Inscríbase para recibir nuestro boletín informativo mensual.

Hable con sus amigos.

Cada niño en nuestra comunidad merece crecer en una casa rica en libros. Tenemos la intención de estar a su lado, con una abundancia de libros, mientras escriben sus historias.

Con agradecimiento y esperanza,

Ginger Young signature copy
Ginger Young
Fundadora y Directora Ejecutiva